decíamos ayer..

De nuevo en el poder y sin necesidad de tapar todas las calamidades (casi toda su gestión) de la anterior legislatura, como hizo en la campaña electoral, nuestro intelectualmente fronterizo presidente vuelve a las andadas.

No se si ganó estas ultimas elecciones gracias a los votos del nacionalismo radical y de IU por el miedo de las bases sociales de estos al PP. El caso es que ZP se identifica con ellos totalmente: en su relativismo en cuanto a las libertades más básicas (y por eso tampoco es políticamente firme contra ETA), en su concepción del Estado, en su escasa simpatía (por decirlo suavemente) por el capitalismo, en su visión paternalista del Estado, en su desprecio a la religión -católica- o de normas morales tradicionales (típica posición progre: como padre de familia, mi conducta se guía por algunas de esas normas, pero en público evito apoyarlas de manera explícita, o incluso las rechazo)

Y, ¿qué hará la oposición? -al menos, en cuanto a lo de ETA, tenemos a Rosa Díez en el Congreso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: