el liberalismo de José María Lasalle

José María Lassalle, diputado pepero y parece que muy rajoyesco, a la hora de criticar a Esperanza Aguirre en el diario ‘global’ El País (un ‘pequeño’ navajazo, ya que no es un medio precisamente muy amistoso con su propio partido, ni con la criticada), apela al liberalismo presente en los principios del PP, pero le produce “inquietud” que se apele a Friedrich Hayek o a Milton Friedman a la hora de presentar una postura liberal.

¿Qué liberalismo, entonces, pretende defender?

Reproduce en el artículo citas del programa de su partido, todas ellas ellas aludiendo a la “igualdad” como una valor fundamental ¿Qué tipo de igualdad? ¿La de rentas, la de oportunidades, la igualdad ante la ley? Porque unas son incompatibles con otras, concretamente las 2 primeras con la 3ª.

El discurso neocon que a él no le gusta -ni a mi- no tiene mucho que ver con el liberalismo hayekiano o friedmanita. Porque lo llamado neocon es sobre todo un conepto nebuloso de ideas sobre la realpolitik exterior, que tiene relativamente menos interés entre los liberales que otros fenómenos sociales. Además, de las 2 eminentes (el austriaco más que el estadounidense) figuras del liberalismo que citaba antes, Milton Friedman estuvo en contra de la última guerra de Irak, que consideraba como una “agresión”.

Es cierto que esas 2 figuras son los padres intelectuales más directos de la revolución liberal-conservadora de la década de 1980, pero no hay que confundir ideas, conceptos y principios con políticas concretas: mientras los más liberales (los más asquedos de su profesión y sus colegas, Sr. Lasalle) aplaudimos las masivas privatizaciones de Margaret Thatcher en el R.U. y la radical bajada del impuesto sobre la renta de Ronald Reagan en EE.UU., censuramos el aumento o el nivel constante de gasto público que mantuvieron esos gobiernos, y su rechazo a reintroducir el patrón oro (si no se lo cree, lea esto).

En realidad, comprendo que usted no entienda o pueda no entender esto último (la postura radical e impertérrita..verdaderamente liberal): la cita de Dahrendorf en la que usted se apoya, y que saca en el artículo, con la perla de “los peligros del fundamentalismo del mercado” (es decir, que el liberalismo debe situarse sitúa en un punto intermedio), es, sencillamente, descorazonadora.

Por último, ya que usted dice que Rajoy no puede ser socialdemócrata ya que esta corriente la inventó la izquierda al abandonar postulados marxistas, le recuerdo que quizá el mayor impulsor del socialismo en el s. XIX, aún antes de Marx, fue un conspicuo liberal llamado John Stuart Mill (hecho que a la postre ha ido provocando la confusión del significado de la palabra -¡española!- “liberal” en los países anglosajones). Pero es que, además, no veo por qué no es posible que su partido o Rajoy incorpore postulados socialdemócratas, como en realidad SÍ ha hecho (incluída la propia Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid), amén de cosas peores: sencillamente se dirigen ustedes a un amplio público que demanda subvenciones e intervencionismo por doquier, que no es consciente de los costes que este colleva, etc.

Que conste que me importa poco y soy bastante pesimista sobre la ideología que vaya a imperar en el pp, pero con diputados como Lasalle (y este parece ser de los más preparados) no puede esperarse gran cosa en el congreso ni en el partido.

Qué triste…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: