decepcionante Sala i Martín

Es verdad que José Montilla es un político impresentable y éticamente bastante aborrecible, es verdad que ha sido un calamitoso (como mínimo, y por no decir algo más fuerte) Ministro de Industria, Comercio y Turismo, pero en esta entrevista para La Vanguardia, el famoso economista español Xavier Sala i Martín se comporta de manera decepcionante.

No es que no sea de recibo (que no lo es) que Montilla, sin saber catalán, sostenga y apoye que para entrar en la administración catalana haya que saber -sí o sí- catalán o que este hecho pueda pesar más que otras cualificaciones (sosteniéndolo, al menos en público, y participando, así, cobardemente o por convencimiento, del nacionalismo catalán que todo lo va impregnando), es que Sala i Martín parece -como mínimo parece- que, como acertadamente decía esta mañana Carlos Herrera, le quiere poner el sello de autenticidad catalana: o habla catalán de manera solvente -y entonces es un buen catalán- o no lo hace -y no es un buen catalán-.

Como me resulta muy difícil de comprender que todo un profesor de la prestigiosísima Universidad de Columbia participe del nacionalismo proveniente de Cataluña (aunque de ocurrir esto, no sería una novedad: otras mentes brillantes han participado en movimientos ideológicos mucho más repugnantes, como el austríaco Hans Mayer con los nazis alemanes denunciando a judíos en su Austria natal -entre ellos al propio Mises-) me gustaría pensar que me he equivocado. Sin embargo, el que en su simpática página web –recomendada aquíse refiera a Cataluña como su pais (que en esto no habría NINGÚN problema), sin tener la intención de explicar, o siquiera puntualizar, el carácter bilingüe de esta, y abogar por el uso libre de las lenguas española/castellana y catalana (como hace Ciutadans) hace que me surjan dudas al respecto. Por ejemplo, me gustaría leer una entrevista, como mínimo, igual de dura con el muy probablemente próximo “honorable” president de la Generalitat, el impresentable de Artur Mas, que precisamente está en las antípodas de las libertades civiles.

Además, lo que ha hecho con Montilla, lo podría hacer también con la corrupta tropa de CiU y el 3%, con los aborrecibles de ERC, o el propio Maragall, y que yo sepa, hasta ahora, no lo ha hecho.

La verdad: no lo tengo muy claro, pero ojalá me equivoque con este brillante economista.

Anuncios

No Responses Yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: